Lucha por proteger el Sumapaz

Escrito por informacion en . Posted in Noticias

“Porque preferimos el agua antes que el petróleo. Porque preferirnos la vida antes que la riqueza”. Este es uno de los argumentos incluidos en el derecho de petición que 25.000 habitantes de la provincia de Sumapaz le enviaron al presidente Juan Manuel Santos para exigirle la anulación de los contratos de exploración y explotación minero-energéticos que se adjudicaron a varias multinacionales en esta zona de Cundinamarca.

Fuente: El Espectador

Descargar Noticia

¿Nuevo gigante?

Escrito por informacion en . Posted in Noticias

El conglomerado mexicano Alfa ha incrementado de manera gradual su participación en Pacific Rubiales y, lo que parecía una alianza estratégica entre las compañías, hoy se asemeja más a una movida para lograr su adquisición. La más reciente compra de acciones llevó la participación de Alfa en Pacific a 17% y parece validar los rumores de una toma de control.

La acción de compra por parte de Alfa tiene un sentido estratégico para el conglomerado, que se caracteriza por su diversificación. Dentro de las unidades de negocio de la holding se incluyen la compañía de petroquímicos más grande de México, Alpek; una empresa de producción de autopartes en aluminio, Nemak; y una compañía dedicada a la producción de alimentos, Sigma. Al incluir a Pacific Rubiales en su portafolio de compañías operadas, Alfa contaría con una posición privilegiada para aprovechar las oportunidades derivadas de la reforma energética mexicana.

A pesar de que México es el mayor productor de petróleo y gas de América Latina, la estructura monopólica de la industria ha hecho que los resultados financieros y operativos del sector se frenen. Las reservas de petróleo y gas han caído 81% desde 1983, cuando alcanzaron su punto máximo, y la producción a 2013 decreció 33% con respecto a los 3,83 millones de barriles diarios alcanzados en 2004.

La caída en las reservas y en la producción exhortó al gobierno a abrir la puerta a los recursos y a la experiencia del sector privado. México aún cuenta con un potencial enorme por explorar: según la Administración de Información de Energía del Gobierno de Estados Unidos (EIA, por su sigla en inglés), este país tiene la octava mayor reserva de recursos de esquisto, con 166 billones de m3 de gas y 13.000 millones de barriles de petróleo no convencional, más una reserva estimada en 26.600 millones de barriles de petróleo convencional en las aguas del Golfo de México. Como comparación, Colombia tiene unas reservas probadas de 2.400 millones de barriles de petróleo al primero de enero de 2014.

Con la reciente reforma, el gobierno de México espera atraer US$50.000 millones en inversión privada a 2018 e incrementar la producción de vuelta a 3 millones de barriles diarios. Aunque estudios independientes no son optimistas respecto de la efectividad de las reformas (por ejemplo, Goldman Sachs aseguró que la posibilidad de alcanzar la meta de inversión a 2018 es “cercana a cero”), sí se advierte un potencial. La EIA proyectó que el país producirá 3,1 millones de barriles al día en 2025, 72% superior al estimado en el caso de no haberse aprobado la reforma (1,8 millones de barriles).

Alfa está bien posicionada para competir en este entorno, lo que según Álvaro Fernández, su director general, es una prioridad para la compañía. A través de Alpek, el conglomerado tiene una gran empresa de energía con una íntima relación con Pemex. En julio, las dos compañías firmaron una alianza para construir una planta petroquímica en Veracruz, Golfo de México, con un costo aproximado de US$300 millones. Con un sector energético tan cerrado, pocas son las firmas que pueden presumir de tener una relación cercana con Pemex o con las autoridades energéticas mexicanas.

Por supuesto, Alpek opera en el negocio de downstream y allí cuenta con relativa experiencia, pero para poder participar en la contratación upstream, Alfa necesita demostrar capacidad técnica y operativa para explotar las reservas de petróleo y gas. La compañía ha tratado de alcanzar esas credenciales durante varios años: a través de Newpek, una empresa del grupo que opera varios pozos de gas de esquisto en Eagle Ford (Texas), al lado de la frontera mexicana. Sin embargo, el negocio de Newpek representa menos de 1% de total de ventas anuales de Alfa, por lo que este conglomerado no tiene el historial para competir con los actores globales que aterrizarán en México en los meses por venir.

Con la adquisición de Pacific Rubiales, Alpek contaría con el know-how y el flujo necesario para ser exitoso en el nuevo entorno. El equipo directivo de Pacific cuenta con más de dos décadas de experiencia en la extracción de crudo pesado en Venezuela, donde Ronald Pantin, su actual CEO, fungió como vicepresidente de exploración y producción de la venezolana Pdvsa. La alianza con Alfa puede dar como resultado una compañía latinoamericana con amplia experiencia internacional en el sector de petróleo y gas, que a la vez cuenta con vínculos cercanos en México, un fenómeno poco común.

Para algunos analistas, Pacific Rubiales es una empresa muy atractiva. En comparación con sus pares, la empresa petrolera está relativamente subvalorada si se tienen en cuenta sus fundamentales: el enterprise value (capitalización bursátil + deuda neta + intereses minoritarios) frente a las reservas probadas (una cifra usada comúnmente para valorar las empresas del sector) es menor que el de Canacol y el de Ecopetrol.

Existen dos vías a través de las cuales Alfa podría asumir un control de Pacific Rubiales. La primera consiste en el intercambio de acciones de Alpek por acciones de Pacific Rubiales. A precios actuales, el intercambio se haría a razón de casi 1,5 acciones de Alpek por una de Pacific. De esta forma, la holding Alfa quedaría con alrededor de 38,5% de la petrolera. No obstante, Pacific contaría con 85% de Alpek al realizar el swap, lo que implicaría que Alfa deba invertir alrededor de US$1.300 millones para alcanzar el 60% de la petrolera colombo-canadiense y de esa forma controlar ambas empresas.

El segundo mecanismo consiste en la compra simple de acciones a través de recursos en efectivo, en uso de la suma que Alfa está a punto de recibir por una Oferta Pública de Adquisición (OPA) de su subsidiaria Sigma, que se realizará a finales de 2014. Sigma reportó un Ebitda de US$524 millones en 2013, 11% superior cuando se compara con 2012; en contraste, Pacific Rubiales generó más de 2,5 veces el Ebitda de Sigma (US$ 1.430 millones) únicamente durante el primer semestre de 2014. Con la OPA se espera captar apropiadamente US$1.700 millones, lo que significaría suficiente flujo de caja para comprar hasta 51% de Pacific. Se espera que Alfa pierda el control de Sigma con esta operación.

La buena noticia para Alfa es que el mercado reaccionó positivamente a la compra de Pacific. Entre mayo y agosto de 2014, las acciones de Alfa se incrementaron 22%, pasando de 34,37 pesos mexicanos a 42,07 pesos mexicanos. Los inversionistas perciben sinergias en el “matrimonio” del conglomerado con la petrolera, al que le dan mayor valor al analizarlo conjuntamente frente a un estudio de las compañías por separado.

Sin embargo, aún hay razones para el escepticismo. Una de las preocupaciones es que la experiencia de Pacific Rubiales ha sido larga en la exploración y extracción de petróleo convencional onshore en Colombia, mientras que en México la oportunidad está dada para la exploración técnica en aguas profundas y para gas no convencional. En Colombia la inquietud es que los nuevos dueños de Pacific Rubiales desvíen hacia México los recursos que actualmente se destinan para la exploración colombiana, lo que se agrava si se tiene en cuenta que el país requiere aumentar sus reservas y su producción. Pacific Rubiales ha sido efectiva en sus labores exploratorias en Colombia pues halló petróleo en 79% de sus 229 perforaciones entre 2005 y 2013.

En todo caso, es lógico que Pacific Rubiales empiece a destinar más recursos y mayores flujos a México dadas las oportunidades que dicho país representa para la exploración y producción de petróleo y gas en Latinoamérica. En este escenario, el gobierno colombiano debe buscar incentivos institucionales que eviten potenciales fugas de conocimiento y de capitales.

Fuente: dinero.com

Agencia Nacional de Hidrocarburos alista plan de regionalización

Escrito por informacion en . Posted in Noticias

El vicepresidente de Promoción y Áreas de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, Nicolás Mejía, reveló que la entidad alista un plan de regionalización y acercamiento a las comunidades de las regiones petroleras.

El plan consiste, primero, en la apertura de ocho oficinas en ciudades como Villavicencio, Yopal, Puerto Asís, Sincelejo, Neiva, entre otras, en donde se atenderán inquietudes y problemáticas de la comunidad.

También como parte de ese plan, iniciarán una campaña de comunicaciones que busca hacer presencia en emisoras regionales, talleres con autoridades regionales así como con la academia y también ferias de servicios dirigidas al ciudadano.

Fuente: dataifx.com

online pharmacy online pharmacies avanafil online online pharmacy \^. order priligy