Perforación de pozos y factor de éxito comercial en Colombia

Escrito por informacion en . Posted in En Campetrol, Gráfico de la Semana

Estado de pozos perforados en Colombia

Fuente: Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

Los avances tecnológicos del último siglo han creado grandes oportunidades y ventajas para el sector de hidrocarburos. El aspecto de la exploración en el mercado para el hallazgo y posterior explotación del recurso, se ha visto beneficiado de tecnologías y metodologías geológicas importantes.

Sin embargo, a pesar de estos avances, el riesgo de la exploración, (si bien ha disminuido) es aún considerable. Por ejemplo, las reservas probadas de un país que son la categoría de reservas de mayor certeza, tienen una probabilidad de no ser recuperadas del 10%, y al final del proceso es la perforación la que da certeza del estado del pozo.

En Colombia, durante los últimos 15 años, se ha dado un aumento importante en la perforación de pozos, lo cual refleja la situación histórica del sector y el valor que ha tenido este parámetro en el desarrollo de la industria.

Antes de la existencia de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), se perforaban en el país un promedio de 14 pozos por año. Tras la creación de esta entidad y la reestructuración del sector, se pasó a perforar, entre 2003 y 2005, el doble de pozos.

Desde entonces, la actividad exploratoria aumentó en promedio un 50% cada año, hasta la crisis de precios de 2009, en la que el ritmo disminuyó un 25% (de 99 pozos por año se pasó a 75). Sin embargo, la gran inversión en exploración que se hizo entonces, causó una recuperación importante para la perforación colombiana, volviendo al ritmo de 50% de crecimiento, logrando perforar 112 pozos en 2010.

Desafortunadamente el esfuerzo exploratorio empezó a menguar desde este punto y aunque para 2011 y 2012 aumentaron los pozos perforados, el incremento fue marginalmente más pequeño. Finalmente, se empezó a ver una reducción en el movimiento exploratorio para 2013 y 2014, en promedio de 14%. A mayo de 2015, tan solo nueve pozos se han perforado en suelo nacional.

Perforación de pozos y factor de éxito comercial en Colombia

Fuente: Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

En contraste con la exploración expresada como perforación de pozos en el territorio nacional, se puede apreciar en la segunda gráfica el Factor de Éxito Comercial (FEC) de los pozos perforados. Este indicador se entiende como el número de pozos productores como porcentaje del total de pozos perforados en ese año.

Así pues, se aprecia el grado de éxito histórico del esfuerzo exploratorio en el país. Antes de la formación de la ANH, el FEC tuvo un comportamiento muy volátil, descendiendo notablemente entre los años pares e impares. La reestructuración del sector y de los contratos, sin embargo, trajo un flujo de inversión y tecnología importante, mejorando no sólo las probabilidades, sino el factor de éxito en los años que le siguieron, oscilando este último alrededor de un promedio de 44% con muy baja volatilidad.

Durante la crisis del 2009, este grado de éxito se mantuvo y convenientemente para el posterior esfuerzo exploratorio, hubo un incremento notable del FEC del 56%. A pesar de esto, los años de mayores utilidades y ganancias del sector, estuvieron acompañados de una caída importante en el factor de éxito, llegando a un 28% en 2010 y recuperándose muy modestamente en 2012 y 2013.

Aun así, el peor choque sobre este indicador se dio en 2014, año que además de presenciar un reto considerable en los precios WTI mundiales, vio una caída del factor de éxito del 93% (pasando de 32% a 3%), lo que supone que de 113 pozos perforados en ese año, solo tres fueron productivos. Sumado a la confirmación de un horizonte de reservas de 6,5 años al actual ritmo de producción, el panorama de exploración y explotación no fue ameno para inicios de 2015.

En los cuatro primeros meses de este año, nueve pozos se han perforado, seis de ellos está produciendo. Si bien la anterior cifra es alentadora, todavía no evidencia una mejoría en el ámbito exploratorio. Además, la actual estrategia offshore planeada para la industria es lejana en su terminación e incierta en su recompensa. Frente a este escenario, y al hecho que los éxitos de los últimos diez años no han sido notorios en magnitud del recurso, se hace necesario replantear la estructura comercial del sector petrolero colombiano, lo cual genere nuevas oportunidades de mercado en el ámbito nacional e internacional, y lleve al sector a una diversificación operativa y de servicios.

Gráfico de la Semana elaborado por: José Luis Langer – Analista Sectorial – CAMPETROL (analistasectorial@campetrol.org)

 

Costos de perforación de pozos en Latinoamérica

Escrito por informacion en . Posted in En Campetrol, Gráfico de la Semana

GDS-201505-3

Fuente: Construcción con base en información de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Petróleos Mexicanos (Pemex), Ecopetrol, Petróleo Brasileiro S.A (Petrobras), Perupetro, Petróleos de Venezuela (PDVSA), Yacimientos Petrolíferos Fiscales, Petroecuador.

Uno de los procesos de gran importancia en la exploración y explotación de hidrocarburos es la perforación de pozos, actividad fundamental porque posibilita la confirmación, delimitación y prospectividad de yacimientos, así como la extracción del recurso.

Dado que la perforación consta de distintos componentes de diferente participación, las empresas de bienes y servicios (B.B. & S.S.) interesadas en trabajar con las grandes operadoras en estos países, evalúan siempre el peso que tienen sobre la industria antes de participar.

Cabe señalar que estas empresas buscan establecerse en países en donde se provean condiciones óptimas para desarrollar la actividad extractiva, cuenten con alta competitividad, crecimiento, menores restricciones tributarias y operacionales, así como bajos costos de los procesos de perforación.

Para evaluar este último elemento en el contexto latinoamericano, en la Gráfica de la Semana se tomaron los costos promedios de perforación de pozos en los diferentes países con base en las siguientes características: pozo con una profundidad de 11.000 pies, tiempo de taladro de 61 días (promedio) y con un equipo de 1.500 caballos de fuerza, con costos de operación de daily rate, comidas y staff.

Extrapolando la información de los otros países a este supuesto, se encuentra que los mayores costos de perforación de pozos serían los de Bolivia, por un valor de USD$11,4 millones por pozo (15% por encima del valor colombiano), además, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, la principal petrolera del país, tiene una estructura de contratos que favorece los beneficios monetarios del Estado a pesar de estar parcialmente privatizada.

En segundo lugar se encontraría México y tercero Colombia. Aunque inicialmente pareciera que nuestro país ofreciera operaciones más eficientes para las empresas de B.B. & S.S. petroleros, los costos analizados no contienen información de costos de otros factores exógenos importantes de medición más compleja.

Estos costos asociados a las condiciones contractuales de comunidades, seguridad, transporte, insumos, inversión social, entre otros, hacen mucho más costosa la operación en Colombia, no sólo frente a México, sino a otros mercados, lo que disminuye su atractivo para las perforadoras.

En contraposición, aunque en México los costos tradicionales de la perforación son 14,6% más altos que en Colombia, los costos de los demás factores exógenos son mucho menores, dadas las bajas cargas tributarias y una mayor flexibilidad de restricciones contractuales, entre otros, lo que hace que México resulte un entorno más atractivo en contraste con países con menores costos tradicionales de la perforación como Brasil y Argentina, pero que son más rígidos legal y tributariamente.

Fuente:  Fuente: Construcción con base en información de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Petróleos Mexicanos (Pemex), Ecopetrol, Petróleo Brasileiro S.A (Petrobras), Perupetro, Petróleos de Venezuela (PDVSA), Yacimientos Petrolíferos Fiscales, Petroecuador.

Fuente: Fuente: Construcción con base en información de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Petróleos Mexicanos (Pemex), Ecopetrol, Petróleo Brasileiro S.A (Petrobras), Perupetro, Petróleos de Venezuela (PDVSA), Yacimientos Petrolíferos Fiscales, Petroecuador.

Desagregando la información, estos costos tradicionales de perforación de pozos normalmente se subdividen en las siguientes categorías:

  • Obras civiles: son trabajos como construcción y acondicionamiento de la localización, interventoría, obras eléctricas, recuperación de área y todas relacionadas con infraestructura física cuya construcción y establecimiento es requerida.
  • Servicios de perforación: son directamente la contratación de taladros para el proceso de perforación.
  • Movilización de equipo: todo el transporte de materiales, aditamentos y partes necesarias para el proceso de perforación y equipamiento de los taladros.
  • Otros servicios y materiales: partes del proceso como cementación, perforación direccional, brocas, etc.
  • Servicios profesionales: servicios indirectos al proceso como aseguramiento de calidad, supervisión, Company man, ingenieros de perforación, interventores y otros asesores.
  • Relaciones con la comunidad y licencias ambientales: gestión con las comunidades de las zonas de explotación y los trámites de licencias ambientales requeridos.

Se puede observar en el segundo gráfico, que la mayor parte de estos costos gira en torno a los servicios directos (perforación y materiales), debido a la inversión necesaria para la compra, mantenimiento de los taladros y otros instrumentos del proceso.

En segundo lugar se encuentran las obras civiles y servicios profesionales, por último se tienen las relaciones comunitarias y trámites de licencia, que aunque importantes, no resultan tan costosos para las empresas. Si bien esta distribución de costos varía de acuerdo con las restricciones y condiciones de operación en cada país, la diferencia en inversión necesaria para perforar un pozo en Latinoamérica resulta más atractiva en países como México, donde, una fracción menor de ganancias para el gobierno y mejores condiciones contractuales, superan como margen de utilidad unos costos posiblemente altos en operaciones.

Gráfico de la Semana elaborado por: José Luis B. Langer – Analista Sectorial – CAMPETROL (analistasectorial@campetrol.org)

Descargar